Encuentra el balance entre lo laboral y personal

El balance perfecto entre nuestra vida personal y laboral. es considerado un mito. Dado nuestro ritmo de vida y demás factores que contemplamos en él, nos resulta casi imposible encontrar .

Mucha gente, se denomina a sí mismo un workaholic. Comenzando por este término, ya estamos cargando con una etiqueta la cual consta de ser un adicto a algo; como buena droga siempre se busca más y más. Esto, sumado a la presión social en la que es más importante ser exitoso en lo laboral ya que se entiende que este nos dará un estatus social y una vida soñada. Termina por perjudicarnos en todos los aspectos físico y mental.

Por otra parte tenemos la presión monetaria, independientemente los miembros de la familia que tengamos, siempre pensamos que hay personas en ella, que dependen de nosotros.

Te puede interesar: Relajarse ante el estrés diario

En un inicio se piensa que seremos capaces de manejar este equilibrio, pero la verdad es que en un futuro esto se vuelve incontrolable. Claro, a corto plazo puedes mantener el estrés y la presión del trabajo fuera de tu hogar, pero si persiste el tiempo suficiente, eventualmente la tensión cubrirá ambas áreas. Asimismo, una vida hogareña insatisfactoria pronto tendrá un impacto negativo sobre tu productividad laboral.

fija-limites

Aquí una serie de tips que te podrán ayudar a encontrar este equilibrio:

  1. Ser fiel a tus horarios

A veces pensamos que si nos quedamos una hora más en el trabajo podremos “terminar” ese proyecto, cuando la realidad es que ya estamos tan cansados, que puede no resultar satisfactorio. peor aún si se presenta el proyecto al día siguiente. Si somos efectivos con el tiempo durante nuestra estancia en el trabajo, con toda seguridad nos quedará espacio para realizar actividades que nos pueden servir para relajarnos y llegar con la mejor actitud posible la mañana siguiente, lo que nos hará sin duda más productivos.

horarios

  1. Es válido decir que no

Estamos tan metidos en nuestro trabajo que hay ciertos momentos en los que creemos que podemos acaparar todo, recuerda que cuando intentas hacer muchas cosas a la vez, pocas de ellas te saldrán como tù querías desde un principio. Ninguna carrera laboral se viene abajo por un par de “no”.  Si logras identificar las falsas sensaciones de obligación, podrás hacer espacio para actividades que tengan significado para ti y te traigan alegría, una emoción que va mucho más allá de la satisfacción laboral.

Recomendamos: Enfrentar nuevos retos, mira cómo

  1. Dedicate tiempo

Como bien se dijo al inicio de este artículo, gracias al estrés (regularmente laboral), nuestra salud también se verá afectada. Haz un espacio para ti y tus cosas.  Aparta tiempo para una actividad que te guste, como caminar o escuchar música. Relájate después de un día laboral agitado, leyendo, tomando una ducha, haciendo ejercicio o yoga.


  1. Fija límites

Se asume que como trabajador o como jefe, debemos estar 24/7, ya sea en el celular, contestando mail o llamadas. Todo esto aumenta las expectativas y la próxima vez que te llaman después del horario de oficina,  esperan que estés allí.

Es por eso que debemos evitar tomar llamadas o contestar mensajes o mails después del horario laboral.

Pasa tiempo con tu familia o amigos, recuerda que ellos siempre serán tu apoyo incondicional. recuerda que el dinero nunca te dará esa felicidad.