¿Cómo superar un rompimiento?

Un rompimiento, en su inicio, se nos dificulta dejar ir a esa persona con la que convivíamos la mayoría de nuestro tiempo, aquella que pudo conocer nuestra mejor y nuestra peor faceta, la que nos toleraba en las buenas y en la malas.

El principal problema de cuando todo esto se termina, es ese sentimiento de estar varados en la nada. Nuestro estado mental y sentimental su pueden llegar a ver tan afectados, que llega a notarse en nuestro físico.

El sentimiento de soledad, puede llevarnos a caminos errados

El sentimiento de soledad, puede llevarnos a caminos errados

En este artículo, daremos algunos consejos con los cuales podrás seguir adelante después de esa ruptura tan dolorosa.

No te aferres a los recuerdos. Si, en su momento pasaron cosas maravillosas y ambas partes las disfrutaron como debía ser, pero debes contemplar que cuando las relaciones llegan a su fin es porque algo dejó de funcionar, y eso empezó a pesar más. En un futuro, sólo recordarás las cosas buenas, sin rencor a cualquier error que se haya cometido.

Te puede interesar: ¿Separarte de tu pasado? ¿Se puede?

No te culpes, recuerda que una relación es de dos y si una de las partes ya no funciona, no puedes forjar a a otra que lo haga.

Procura distraerte. Intenta cosas nuevas, sin llevarte al límite. Cuando una persona está en una relación procura hacer actividades con las que las dos partes estén felices. Ahora intenta hacer lo tuyo, cosas que te gusten de verdad; correr, tomar algún curso de idiomas, ir a lugares diferentes.

Recomendamos: Enfrentar nuevos retos, mira cómo

Deja que todos tu sentimientos fluyan. Si quieres llorar, hazlo, no tienes por que frenarte y hacerte el fuerte. Recuerda que para dejar ir hay que soltar por completo. SI reprimes alguno de tus sentimientos, todo este proceso de rompimiento te será más difícil, extenso y cansado.

Cuida tu salud. En estas etapas de la vida, lo más importante es comer saludable y si se puede, hacer ejercicio.

Te puede interesar: Cómo el ThetaHealing® puede ayudarte a bajar de peso

No tomes decisiones apresuradas. En esos momentos no pensamos con claridad, es por eso que se recomienda no tomar decisiones importantes, nuestro pensamiento está tan bloqueado por los sentimientos encontrados, que si tomamos decisiones importantes, puede provocar arrepentimiento en el futuro.

Después de dejar fluir tus sentimientos, cierra la página.

Después de dejar fluir tus sentimientos, cierra la página.

Y lo más importante cierra el capítulo y  pasa página. La vida continúa, esto no es el fin.

Sergio de La Garza

Instructor de ThetaHealing®

Actitud positiva, cómo obtenerla

La vida está llena de altibajos es algo que todos sabemos. No importa quién seas, cuánto dinero tengas, o en qué zona del mundo estés; vivir experiencias negativas y situaciones desagradables nos puede tocar a todos. Tener una actitud positiva te ayuda a sobrepasar mejor cualquier eventualidad.

Además el pensar positivamente te ayuda a concentrarte mejor en cómo solucionar cualquier problema. Pues no estás castigándote, sino que piensas en formas adecuadas para superar algún problema.

RECOMENDAMOS: Enfrentar los nuevos retos mira cómo

Por ello, te dejaré algunos consejos para tener una actitud positiva aunque estés pasando por los peores momentos.

La actitud positiva hace que te concentres.

Es imposible tenerlo todo bajo control. No podemos cambiar las cosas que no podemos controlar. Así que por mucho que te angusties el resultado seguirá siendo el mismo. No malgastes energía y esfuerzo en cosas que te producen Limítate a vivir y a disfrutar del presente, de tu aquí y ahora…y el mañana, mañana se verá.

Haz un cambio de mentalidad

Todas y cada una de las situaciones que vives, hasta las más malas, te enseñan algo. A ser más fuerte, a saber que de esa forma que lo has intentado no sale bien, a quererte más… Todo enseña, todo influye, y tú eres el que decidirá qué aprendizaje sacar de esa experiencia.

Las experiencias realmente son neutras, nosotros somos quienes le ponemos la connotación emocional. Nosotros somos quienes les ponemos significado. Y para ti, ¿cómo está el vaso, medio lleno o medio vacío?

Quiérete más.

Todos nos hemos equivocado alguna vez. Hemos tenido días y épocas duras, incluso cosas de las que no estamos orgullosos. Y yo te digo:sí, es cierto, ¿y qué? No ignores ese dolor, no ignores esa frustración que sientes hacia ti.

Párate y pregúntate qué y cómo puedes hacer para mejorar y ponte a ello sin dudarlo. Deja de criticarte constantemente. Sé amable y comprensiva cuando te enfrentes a errores personales. Todos erramos, y como has leído antes, de todo se aprende. El único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada.

No dudes en buscar apoyo

El silencio no es opción. No necesitas afrontar tú solo las situaciones negativas que se te pueden presentar. Buscar apoyo en tus familiares y amigos no sólo te ayudará a afrontar mejor la situación, sino que las relaciones con ellos también se verán fortalecidas. El simple hecho de compartirlo te ayudará, hazlo y verás cómo lo notas.

Deja que el cambio sea parte de tu vida.

La única constante en la vida es el cambio. Y al igual que todo, las situaciones negativas y desagradables también pasan. Lo que debes hacer es quedarte con todo lo positivo y útil de esa situación desagradable (una lección aprendida, una prueba a tu capacidad de recuperación y adaptación) y saber cómo afrontarlo para no olvidar nunca que hasta los peores momentos también tienen su fin.

SIGUE LEYENDO: ¿Separarte de tu pasado? ¿Se puede?

Las malas experiencias son oportunidades que nos da la vida para demostrarnos que cada día podemos superarnos a nosotros mismos y a los retos que nos plantea. Levántate. Vístete y sal ahí fuera. Demuestra al mundo que valoras tu vida, y vas a luchar por exprimirla al máximo.

Enfrentar los nuevos retos, mira cómo

Sentimos miedos en ciertos momentos de nuestra vida. Éstos pueden ser de varios tipos: miedo a lo desconocido, miedo a equivocarnos, miedo a hacer el ridículo, miedo al cambio, miedo al fracaso, miedo a no dar la talla, etcétera, etcétera. Hoy hablaremos de nuevos retos. Enfrentar nuevos retos en la vida, siempre conlleva una sensación de miedo. Es algo normal, es una reacción a lo desconocido, ya que para conseguirlos tenemos que salir de nuestra famosa “zona de confort”.

Entonces, lo primero que tenemos que pensar es que el salirnos de la zona de confort y enfrentarnos a cosas nuevas, siempre lleva consigo un crecimiento en nosotros.

RECOMENDAMOS: Cómo el ThetaHealing® puede ayudarte a bajar de peso

El problema aparece cuando ese miedo nos invade de tal manera que nos controla, no nos deja avanzar ni enfrentarnos a nuevos retos.

Enfrentar los retos desde la palabra

En programación neurolingüística se dice que las palabras crean nuestro mundo, crean nuestra realidad. Es muy importante cuidar el significado que le damos a las palabras, ya que éstas, como bien he dicho antes, crearán nuestros pensamientos y como consecuencia nuestra realidad.

Aquí hay dos palabras que me gustaría hacer hincapié, ya que al cambiar nuestro concepto sobre ellas, cambiará nuestra manera de pensar sobre los nuevos retos a los que nos expongamos:

miedos-iniciar-negocio

El fracaso: la palabra fracaso es una palabra que deberíamos eliminarla de nuestro vocabulario. El fracaso siempre lleva detrás el intento, sino intentamos las cosas nunca podremos saber cómo saldrían.

El intentar hacer las cosas es un acto de valentía y de ganas de superarse. El hecho de que algo no salga como esperamos, no significa que fracasamos, ya que siempre nos llevaremos un aprendizaje que indica que podemos hacerlo de otra manera.

El fracaso solo existe en nuestro pensamiento. Pensemos en el fracaso como algo en el que le podemos sacar siempre aprendizajes muy positivos.

El miedo como factor de riesgo

Otra palabra es la palabra miedo. En ocasiones nos preocupamos en exceso por evidencias que somos nosotros mismos quién les damos valor. “El miedo es un fantasma creado por nosotros mismos” que vive en nuestra mente y es alimentado por nuestros pensamientos.

Sinceramente, la única manera, y la mejor, de superar el miedo es enfrentarse a él. En la vida hay que ser valiente, intentar temer lo menos posible e intentar todo aquello que deseamos.

En definitiva, aunque suene muy tópico, solamente se vive una vez. Lo que sí sería un fracaso es el hecho de que cuando llegara el momento de nuestra muerte, miráramos atrás y nos diéramos cuenta que no hemos llevado la vida que queríamos, ni incluso hayamos intentado aquello que deseábamos.

miedos

Enfrentar los miedos

La única manera de enfrentar los miedos, es haciéndoles frente. Lo que sí existen, son diferentes estrategias que podemos aplicar para que ese miedo o temor a los nuevos retos sea más liviano.

Míralos de frente. La mejor actitud para enfrentarse a un cambio consiste en mirarlo de frente en vez de intentar evitarlo. Entendiéndolo como una parte natural de la vida, necesaria para que haya mejoras, y no como un obstáculo insalvable o una catástrofe.

Evalúa tu miedo de la forma más racional que puedas. Trata de usar pensamientos realistas, normalmente cuando nos enfrentamos a nuevos retos, el miedo viene de presunciones del futuro que nos creamos nosotros mismos, no te adelantes al futuro ni sufras por algo que todavía no ha pasado.

Piensa en los avances. En la mayoría de las ocasiones cuando se nos presentan nuevos retos es porque hemos hecho avances, por ejemplo, si la empresa en la que trabajas te ofrece tareas de más responsabilidad será porque en cierta manera te las has ganado debido a una mejora en tu trabajo.

Conviértete en “observador”. Observa tu miedo como si le estuviera pasando a otra persona, es decir, míralo desde fuera.

SIGUE LEYENDO: ¿Separarte de tu pasado? ¿Se puede?

Piensa en los beneficios que vas a obtener. Si das el primer paso, es decir, el principio te da miedo, entonces piensa más en el final. Piensa en cómo te vas a sentir una vez que lo consigas, ¡la satisfacción que sentirás! Esto será tu palanca motivadora.

Obtén toda la información y prepárate lo que puedas para ese nuevo reto. Cuanta más información tengas sobre el nuevo reto y más lo prepares, más seguro te vas a sentir y como consecuencia reducirás tu sensación de miedo.

¿Separarte de tu pasado? ¿Se puede?

Como regla general podemos decir que vivimos de acuerdo al pasado, es decir actuamos en el presente basados en aprendizajes que de experiencias del pasado. Pocas veces reflexionamos que al actuar basándonos en el pasado estamos provocando que éste venga a nuestra vida, estamos haciendo que venga “más de lo mismo”.

“Locura es esperar resultados distintos haciendo lo mismo” dijo Albert Einstein.

 

¿Cómo dejar ir el pasado si mi aprendizaje viene todo de allí?

Existen muchas maneras, una manera sencilla y que logra cambios importantes y con gran rapidez es utilizar la técnica ThetaHealing®.

Es una técnica, descubierta en Estados Unidos, que permite a través de una meditación,  llevar a nuestro cerebro a la frecuencia “Theta” (frecuencia utilizada por la hipnosis también) y gracias a este estado detectar las programaciones inconscientes que tenemos así como cambiar dichas programaciones.

 

como-vivir-en-el-presente

 

Cuando tus ondas cerebrales entran en un estado Theta puedes realizar sanaciones físicas y emocionales instantáneamente. Dicha frecuencia accede a la capa de nuestro inconsciente que gobierna a nuestro consciente, aquí se guardan memorias y sensaciones, así como actitudes, creencias y comportamientos.

 

Todo el proceso se hace estando uno consciente y la técnica incluye maneras de detectar y confirmar que las programaciones anteriores fueron canceladas y remplazadas.

 

Se trata de sacar los viejos patrones de pensamiento que van en contra de lo que yo deseo lograr en mi vida y colocar nuevos programas, conservando la experiencia, pero dándome la capacidad de actuar distinto.

 

Estos cambios en programaciones mentales utilizando ThetaHealing® toman muy pocos minutos y significan la oportunidad de tomar un camino totalmente nuevo en nuestra vida.

 

dejar-ir-el-pasado

Te puede interesar: Cómo el Thetahealing® puede ayudarte a bajar de peso

 

Si por ejemplo alguien crece en un hogar en que por alguna razón había mucha agresión, en su vida va a generar situaciones con agresión alrededor de los seres que ame. Su programación respecto al amor va a incluir creencias del estilo: “Amor es tristeza” “amor es abuso”.

 

Si de niño alguien percibe a sus padres lejanos puede ser que en el inconsciente esté cargando “quien me ama me va a abandonar” por lo tanto en las relaciones amorosas que tenga provocará que lo dejen.

 

O si de niño alguien percibió que sólo recibía cariño y atenciones cuando estaba enfermo,  su inconsciente interpretará que es a través de la enfermedad que recibe cariño y probablemente se enferme cada vez que sienta que no está recibiéndolo.

 

Con ThetaHealing no se trata de borrar una vida de experiencias sino de re-programar nuestra mente para dejar ir el pasado conservando su utilidad pero dándome la capacidad de actuar distinto y  lograr resultados distintos viviendo en el presente.

 

ThetaHealing puede ser tomado en sesiones individuales con un terapeuta capacitado o bien se pueden tomar cursos en los que se aprende a hacer la meditación y se aprende a hacer las re-programaciones así como diferentes tipos de sanaciones.

 

Sergio de La Garza